Argentina

Las ACLI, Asociaciones Cristianas de Trabajadores Italianos, son asociaciones democráticas que promueven los derechos de la persona, tutelando y protegiendo a los trabajadores y sus familias. Trabajan por una sociedad en la cual se asegure, según la democracia y la justicia, el desarrollo integral de cada persona, a través de una red de círculos, servicios, empresas, proyectos y asociaciones específicas.

Nacidas en el 1945, hoy cuentan con aproximadamente 900.000 socios y más de 8000 estructuras territoriales. Los beneficiarios de los distintos servicios suman, cada año, más de 3 millones. Su acción está presente tanto en Italia como en el resto del mundo, ya que existen sedes en Europa, América, Australia y Sudáfrica, en donde ha habido una fuerte inmigración de trabajadores italianos. Además, se llevan a cabo experiencias conjuntas de "gemelaggio", es decir, de cooperación y promoción social con diferentes naciones que atraviesan importantes conflictos sociales y económicos.

En Argentina, las ACLI han construido, desde 1966, una estructura organizativa mediante la creación de Círculos en distintas partes del país, los cuales realizan actividades de promoción social, como por ejemplo, centros de formación, almuerzos, eventos asociativos, clases de italiano, de gimnasia, entre otros.